Una montaña rusa

Fuimos la montaña rusa más espectacular,
pero se nos olvidó que cualquier subida
termina siendo una bajada.
Y que nuestras idas,
tenían sus venidas.

Cuando abrimos los ojos,
el sueño había terminado,
y allí estaban los despojos
de todos esos versos
que jamás pudimos dedicarnos.

El (nos)otros se perdió entre otros
y pusimos en otros nuestros rostros.
Hasta que nuestro recuerdo,
fue incluso más cuerdo,
de lo que nosotros habíamos sido.

Y nos recordó que el destino
nos había moldeado como dos piezas,
pero que la virtud de encajar era nuestra.

 

Anuncios

1 thought on “Una montaña rusa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s