Bailé con una musa

Si me preguntas porque escribo,
te diré que algún día bailé con una musa;
y que nuestra canción aún suena;
que en mi mente ella sigue siendo palabras
y yo, solo la escribo.

La dibujo entre versos,
mientras recuerdo,
aquello que sí pudo ser, pero que nunca fue.
Fuimos como un esbozo,
que arrugamos y lanzamos,
antes de si quiera escribirnos.

Ahora, ella sigue bailando nuestra canción,
y a mí, ya se me han olvidado los pasos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s