La receta de la felicidad

Léeme, amigo,
si te quedas conmigo,
prometo darte la receta de la felicidad,
o al menos algo que te hará reflexionar.

Cierra los ojos
e imagina que mañana murieses.
No, no hay nada que hacer,
no lo intentes.

Y ahora dime,
¿Seguirías haciendo lo mismo que ayer?
¿En qué cambiaría tu vida?
¿Qué harías el último día?
Si la respuesta es totalmente diferente,
de lo que sueles tener en mente;
quizás sea hora de hacer un cambio.

En el lecho de muerte,
lo material, más que nunca, es inerte,
el valor de un billete es el mismo
que el de una hoja blanca sin contenido.
Tu vida se resume en aquello que has vivido,
y no en todos aquellos planes a largo plazo,
que para siempre terminan aplazados.

Por ello, cuando pensamos en nuestros últimos momentos,
queremos hacer algo que nos llene por dentro;
rodearnos de quien más nos importa;
y sentir que lo que estamos haciendo tiene un sentido.

¿No te has parado a pensar qué quizás,
en eso se resume la felicidad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s