Sobre el puente que forman tus labios al sonreír

Soy una exploradora,
torpe pero segura,
perdida en las fronteras de tu cintura.
Tengo un camino,
soy asídua en el recorrido,
de haber dejado de volar sobre el nido.

Me he hecho nómada
y descanso en tus lunares,
me he hecho húspede
de esa sonrisa de tus despertares.

Sé que pierdo más de lo que gano al quedarme;
Y que hay polos opuestos que se atraen,
hasta repudiarse.
También sé tú no eres el destino final de mi viaje,
que habrán otros puertos y otros anclajes.

Pero, amor, ninguna historia será como la nuestra,
y te puedo dar una muestra:
No hay amor más fuerte,
que el que a sí mismo se consume.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s