Descalza

En homenaje a todos los refugiados del mundo que huyen de su país en busca de una mejor vida.

Estoy descalza y mis pies son de esparto,
no recuerdo la última vez que llamé a algo hogar,
Ni siquiera como era mi propio cuarto.
Estoy cansada de correr, andar, trotar,
en busca de una tierra prometida que no aparece.

La guerra y el sonido de las explosiones
habían sido mi compañero de piso;
hasta que decidí abandonar nuestro país,
no por capricho ni deseo sino por sobrevivir.

Puedes juzgarme, rechazarme, o incluso temerme,
pero ¿Qué harías tú en mi situación?
Cuando la muerte acecha tu puerta día tras día;
Cuando te despiertas con el sonido de un cañón,
Y te acuestas sin saber si volverás a abrir los ojos.

No necesito compasión o falsa empatía,
únicamente te pido que abras las fronteras
que nos separan;
Y que cuando vengamos en pateras,
no nos atéis de pies y manos,
si no que nos acojáis como hermanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s