Cuando pides que me quede

Me gusta la gente, la vida,
ver un beso en la esquina,
e imaginarme que somos nosotros,
y no otros.

 
Suelo dejar las cosas a medias, o cuartos,
sin tener una excusa para continuar.
Me gusta llegar la primera a cualquier lado,
únicamente para tener la certeza que nadie me ha esperado.
 
Pido menos de lo que doy,
y doy más de lo que me han pedido,
por eso quizás,
he acabado siempre con el corazón herido.
 
Cuento segundos con momentos,
y minutos con recuerdos,
me rodeo de poca gente,
pero es la suficiente.
Porque al final del día,
lo que cuenta no es quien se va,
sino quien se queda.
 
Y no es para tanto,
si digo que mi hogar no son cuatro paredes,
sino la sonrisa que pones cuando pides que me quede.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s